Cóctel en La Posta Real

Sin comentarios mayo 2, 2017

Como a muchos os prometí, poco a poco iremos hablando de nuestras experiencias en relación con los sitios en los que hemos tocado, de las sensaciones percibidas de cada lugar y así ayudaros un poco más a decidir donde celebrar vuestro enlace.  Además estaremos encantados de que compartáis con nosotros todo aquello que deseéis añadir.

En primer lugar empezaré por un cóctel que realizamos el pasado 6 de Junio 2015 en La Posta Real. Para nosotros era una ceremonia muy emotiva y agradable. Bueno lo primero para los que no me conocéis, empezaré comentado  que cuando conozco a las personas, me involucro demasiado en su boda, llegando incluso ponerme muy nerviosa ante cualquier pequeño detalle que pudiera hacer que algo saliera mal. También he de reconocer que soy una persona muy inquieta y necesito tener todo absolutamente bajo control.

El motivo por el cual este evento era muy importante, es porque la madre de la novia, decidió llamarnos ¡nada menos que por tercera vez para realizar un evento! Esta vez se casaba su hija pequeña y la verdad, la boda de su hija mayor fue espectacular. (Os hablaremos de ella en otra ocasión)

Antes que nada comentaros que La Posta Real es un sitio precioso, con unas vistas espectaculares, facilidad a la hora de llegar y aparcar. Cada salón cuenta con sus jardincito muy bien cuidado y con aseos propios para cada salón, todo muy limpio…. Es un sitio que está muy amplio y aunque hubiera más de una boda, no daría nunca la sensación de agobio o masificación. Me parece ideal para ceremonias de 50 a 150 invitados.

 

 

 

Por otro lado, su ubicación, aunque pertenece al municipio de Rivas-Vaciamadrid, se encuentra entre Mejorada del Campo y San Fernando de Henares. ¡Algunos pueden acabar buscado en el municipio equivocado! Exactamente debajo del famoso puente elevado de la M45, justo cuando se une con la M50. Pero no os preocupéis, no se oye nada la carretera. Por el contrario, su entorno da la sensación de estar en medio del campo. ¡El problema lo tenemos para salir de la finca! Sí, para llegar es muy sencillo (tal sólo hay que tener cuidado de no pasarse la salida 27 de la M45 si es que venimos de Madrid…) La cuestión  es que no hay indicaciones para volver a subir a la M45, en consecuencia acabamos dando vueltas debajo de la M45 o entrando a San Fernando de Henares y buscar la A2. Pensareis, ¿y los GPS? Pues bien, no hay muy buena señal de datos en los GPS de los móviles, y eso que llevábamos 3 GPS. Sin embargo, esto no es culpa de la finca. Pero os recomiendo que nos sólo deis planos o indicaciones a vuestros invitados para llegar sino también para salir.

En relación con nuestra actuación en La Posta Real, como viene siendo frecuente, cuando llegamos al sitio no sabemos dónde debemos ubicarnos. La novia y su madre nos garantizan días previos, que nos dejaran 3 sillas preparadas para indicaran donde debemos situarnos, bajo su gusto y elección, algo que agradecemos de corazón. No obstante como venimos siendo previsoras, nosotras llegamos una hora antes del comienzo. Tampoco encontramos toma de luz o persona/encargado que nos indique.  Es entonces cuando nos disponemos entre todos a buscar enchufe, decidimos donde ubicarnos para no molestar el paso y donde colocar altavoz, micros pies, atriles…. Como consecuencia decidimos situaros en un sitio que no moleste y que nadie se puede tropezar con nuestros cables, aunque no sea  lo mejor acústicamente ni estéticamente. Mientras tanto uno de los músicos sigue buscando por la finca al Metre, Encargado, Wedding Planner… o como yo los llamo “Comerciales”.

Al final damos con “alguien” y al igual que en otras ocasiones y lugares, nos comunican que es pronto (en mi reloj solo quedan 30 minutos para el comenzó según lo firmado en nuestro contrato) y que dentro de un ratito se pasan…. Finamente empezamos la prueba de sonido afinación de instrumentos, cuando de pronto…… ¡aparecen los novios! ¡15 minutos antes! ¡Y ningún invitado! Menos mal que estábamos listas y aunque teníamos una canción preparada para su llegada, se acercaron a hablar con nosotras a decirnos lo felices que estaba y que después cuando llegaran los invitados ya les tocaríamos su canción.

Sin más, da comienzo el cóctel. Eso sí, yo de los nervios, estresada, maquillaje corrido de tanto movernos por la finca, mi compañera con dolor de pies de los tacones, otra compañera sudando del estrés….¡ se me olvidaba! Tuvimos que esperar a que dieran corriente al enchufe. ¡Menuda prueba de sonido que hicimos! Pero a pesar de todo, estábamos felices, gente muy maja, no sólo se acercó la madre de la novia ha saludarnos, sino multitud de invitados, su otra hija….Además días previos la madre de la novia nos había dicho que no se nos ocurriera marchar sin haber comido algo. Que había hablado con la finca, ya que terminaríamos tarde y que nos darían algo del picoteo del cóctel al finalizar. Igualmente nos dijo que tomáramos mientras estábamos tocando. Como he dicho al principio una señora de lo más agradable.

Pues bien, lo único que conseguimos fue unos vasitos de agua (imagino del grifo) al finalizar el cóctel. Menos mal que siempre llevo una pequeña botella en el bolso, la cual pude rellenar antes de que comenzara el cóctel, algún día vamos a terminar deshidratadas. Es por ello que de este cóctel no puedo opinar, no sé si se come bien o mal.

Finamente, si hubiera que añadir alguna pega más seria el hecho de que te cruzas con invitados y otros novios de la boda, hay dos jardines puestos a modo de terraza y mientas unos invitados y novios están en la parte superior, otros de una boda distinta están en la parte inferior. No obstante la fue una boda preparada con mucho amor y cariño por lo que imaginamos que fue inolvidable para todos.

 


Sin comentarios